Evolución de la escultura contemporánea: movimientos y técnicas

posted 2020 Nov by

El arte está en constante evolución y un reflejo de los tiempos en los que se crea. A través de la práctica de escultores, la escultura contemporánea mexicana en forma de arte tridimensional ha recorrido un largo camino desde los bustos y colillas de mármol de antaño. El arte contemporáneo se caracteriza porque atrae a un gran número de visitantes e interesados en analizar y reflexionar sobre cada obra y su historia.

A lo largo del siglo XX, los artistas de la escultura empezaron a reconsiderar, redefinir y reelaborar el concepto mismo de la escultura de una manera más profunda que antes. Durante el importante período comprendido entre las décadas de 1960 y 1970, los escultores comenzaron a experimentar con una amplia gama de nuevos materiales y diferentes enfoques para crear su trabajo de una forma que trascendiera.

El surrealismo, la abstracción antropomórfica, nuevos materiales y combinaciones de nuevas fuentes de energía y superficies y objetos variados, se convirtieron en características del ámbito. Siguiendo el dominio del expresionismo abstracto, la abstracción geométrica y el minimalismo, que redujo la escultura a sus características más esenciales y fundamentales, los escultores comenzaron a incorporar movimiento y al tema de la pureza de línea que llevó a la escultura abstracta contemporánea en nuevas direcciones.

En el panorama del arte contemporáneo mexicano la escultura tiene muchas manifestaciones. Existe y define no solo el espacio físico, sino también el psíquico, el ámbito conceptual, el entorno político, sino también nuestra presencia en él, nuestra relación con él, nuestro movimiento a través de él, nuestra responsabilidad en la sociedad. Por tanto, la escultura es más que lo físico y tiene como propósito de contar historia y llevar a la reflexión profunda.

Desde artistas que trabajan a menor escala hasta aquellos que construyen obras monumentales que corresponden o reflejan sus entornos, los escultores se caracterizan porque son variados, en donde cada uno ocupa una visión diferente de lo que puede ser la escultura y la representación del ser y la sociedad cambiante; influenciados por algunos de los movimientos predominantes.

Los cambios políticos y la escultura

Desde el siglo XX, la escultura a nivel mundial no ha seguido el mismo orden cronológico; por lo que hay notorias diferencias entre algunos países de Europa y Latinoamérica. Esto se debe a los diferentes cambios políticos y al continuo movimiento de artistas que persiguen nuevos conocimientos que les puedan aportar un punto de vista diferente a su creación artística.

Desde el siglo XX, se han producido varios cambios en la concepción de las obras de arte, considerando que se descartaba la representación de la figura humana para representar formas geométricas. Los escultores utilizan el expresionismo como lenguaje para transmitir sus ideas y desarrollar nuevas técnicas para centrarse en el vacío y la representación del espacio.

La principal característica de la escultura contemporánea es el cambio, de su técnica a su función. Todo esto suscitó el deseo de representar el movimiento vinculado a la energía, hasta la aparición de la escultura cinética. De igual manera, se dio una experimentación continua con nuevos materiales como hierro, materiales sintéticos, resinas, plásticos, entre otros. Estos cambios dieron como resultado que los artistas pasarán de un movimiento artístico a otro y no fueran clasificados claramente como pertenecientes a un movimiento específico.

La principal característica de la escultura contemporánea mexicana es el cambio de la técnica a la función. Las funciones religiosas y políticas que caracterizaban a la escultura fueron disminuyendo y se abrieron paso a nuevos símbolos porque experimentó una evolución más contundente en el siglo XX. Es por eso que las tendencias se asemejan a la pintura y muchos escultores se vuelven también pintores.

La escultura moderna y contemporánea implica técnicas desarrolladas a lo largo del tiempo, así como elementos de la cultura popular. Los movimientos comunes que se ven en la escultura contemporánea son la abstracción geométrica, el cubismo, el suprematismo, el de stijl, el dadaísmo, el constructivismo, el futurismo, el surrealismo, el arte pop, el formalismo, el expresionismo abstracto, el arte de instalación, el land art y mucho más.

Técnicas más utilizadas

La escultura tiene como objetivo crear formas y armonizar volúmenes en el espacio, por lo que los escultores deben encontrar una técnica o un método de trabajo para obtener el mejor resultado final. Las técnicas más utilizadas en la escultura contemporánea son el moldeado, el tallado y la fusión. Desde el siglo XX, han surgido otras técnicas como el collage, la soldadura y el uso de mezclas de materiales, por ejemplo, con materiales naturales y con residuos industriales.

La escultura contemporánea mexicana ahora se puede ver en casi cualquier lugar, incluso en los hogares. Son conocidos por agregar elegancia y alto valor a cualquier espacio. Hoy en día, la popularidad de la escultura contemporánea va en aumento, no solo en lugares públicos, exhibiciones y exposiciones, sino también en espacios personales. Algunas personas incluso encargan a artistas de la escultura que creen piezas de escultura contemporánea de ellos mismos o de sus seres queridos para sus propios hogares privados.

Un material popular utilizado a menudo por los artistas del arte contemporáneo México es el mármol. Las estatuas de mármol son extremadamente hermosas debido a su hermoso pulido y brillo fino. Son adecuados para colocarlos en casi cualquier lugar para la contemplación y la apreciación. En hogares, espacios de trabajo e incluso en jardines y céspedes.

Las estatuas de mármol definitivamente agregarán un aura de clase y elegancia. Mucha gente encarga estatuas de mármol a artistas de la escultura que imitan o reproducen esculturas populares del pasado. Esto es posible, ya que la mayoría de los artistas de la escultura no solo son buenos para reproducir su propia obra de arte, sino también para reproducir otras estatuas y esculturas en la forma más asequible de estatuas de mármol.

Estilos y movimientos artísticos en escultura

Durante el arte contemporáneo emergieron distintos estilos o movimientos artísticos que tenían distintas características y objetivos primordiales, como el cubismo, expresionismo, futurismo, constructivismo, surrealismo y el dadaísmo. De estos movimientos la escultura biomórfica surgió y fue de suma importancia; sus figuras principales fueron Amedeo Modigliani y Constantin Brancusi, quienes jugaron un rol esencial en el arte de simplificar las formas a lo sobresaliente.

El cubismo fue un movimiento vanguardista del arte que emergió en Europa con el propósito de romper los modelos estéticos que valoraban la belleza de las formas. Apareció a principios del siglo XX en Francia y se caracterizó por ser el primero en incorporar del imaginario urbano industrial en las obras y uno de los más destacados rompía con la estética de la belleza y perfección.

En este movimiento se incorporaron las formas geométricas de la naturaleza para representar los objetos en todos sus ángulos para crear una figura tridimensional. Es por eso que predominan las líneas rectas modeladas por cubos y cilindros dada la geometrización de formas y volúmenes. Esas técnicas empleadas llevaron a que fuera un movimiento revolucionario por presentar una estética única y diferente.

El constructivismo fue desarrollado principalmente en Rusia por su fundador Vladimir Tatllin, e inspirado por la escultura dadaísta y surrealista. El estilo más habitual en Europa en el siglo XX fue el futurismo; varios artistas, como Umberto Boccioni, experimentaron con ese movimiento. Cabe destacar la obra de Henri Moore, artista inglés que abordó el tema de la figura femenina con gran elegancia y frescura.

En este movimiento, se incorporaron diferentes materiales y elementos en las esculturas como los alambres, vidrios, plásticos, yesos, maderas, entre otros. El propósito principal era dejar a un lado el arte como forma de ser útil para lo sociedad y basarse en lo abstracto. Sin embargo, con el pasar del tiempo se enfocan y redirigen en el utilitarismo para presentar al artista como el ingeniero en la resolución de problemas y necesidades presentes en la sociedad.

En México en el siglo XX, el arte se caracterizó porque surgieron nuevas formas estéticas como resultado de la innovación en las diferentes técnicas y materiales empleados. Las figuras predominantes fueron los bustos o esculturas de retrato. Algunos escultores relevantes fueron Carlos Bracho, Ignacio Asúnsolo y Federico Canessi quien obtuvo un premio internacional como reconocimiento por sus esculturas en relieve, las cuales elaboraba haciendo uso de la piedra.

Otro escultor de suma importancia fue Manuel Felgueréz quien incorporó el urbanismo en sus obras, incorporando materiales como la piedra, metal y madera. Sus temas en relieve se caracterizaban por la forma abstracta. Mathias Goeritz fue un escultor polaco que se estableció en el país y llevó a cabo obras escultóricas fusionadas con el diseño industrial. Luis Ortiz Monaterio implementó el bronce para crear esculturas con formas predominantes geométricas para una belleza y estética únicas.

Entonces, podemos concluir que la escultura contemporánea mexicana significó una ruptura con el pasado y que debido al surgimiento de estos muchos movimientos artísticos, actualmente tenemos maravillosas esculturas que fueron creadas con una gran técnica. En Aura Galerías podrá encontrar obras de arte que le llevarán a reflexionar en manos de artistas como José Antonio Gurtubay, Daniel Sanseviero, Miki y Olivia Guzmán. Si deseas conocer el arte en profundidad, puedes visitar nuestro sitio web, nuestra galería física o llamarnos al (55) 5282 4833.