Expresionismo: distorsión de la realidad para expresar la subjetividad propia

posted 2021 Feb by

Los cuadros contemporáneos del expresionismo se ven marcados por la influencia de la estética y enfoques inspirados en los flamantes Edvard Münch y Vicent van Gogh. Los expresionistas emplearon paletas de colores que se distinguían por ser artificiales, pinceladas con gran energía y texturas exageradas en cada una de sus piezas. Todas estas características dieron como resultado pinturas vanguardistas que favorecen lo subjetivo por encima de lo real.

El arte es intrínseco e inherente al ser humano, desde que el hombre evolucionó ha buscado diferentes maneras de expresarse, impregnar pensamientos y emociones, marcar la historia y generar un despertar social en los demás. El siglo XX no fue la excepción y se distinguió por ser una era donde diversos movimientos, vanguardias y demás fueron de gran importancia en la historia humana y las diversas sociedades. Este es el caso del expresionismo.

¿Qué es el expresionismo?

El expresionismo es una vanguardia artística europea de principios del siglo XX. Este movimiento artístico se encuentra entre los primeros representantes de las vanguardias históricas y quizás es el primero en enfocarse en los aspectos subjetivos para valorar la expresión emocional del ser humano. El propósito de los artistas era despertar las emociones de la sociedad por medio de gustos comunes y artísticos eclécticos.

Origen del expresionismo

Es importante enfatizar que el expresionismo no tiene una ubicación geográfica definida y su duración es imprecisa. Sin embargo, diversos expertos concuerdan que apareció en Alemania a mediados de 1905. En ese año, el grupo Die Brücke (El Puente) fue creado por los artistas Ernst Kirchner (1880-1938), Erich Heckel (1883-1970) y Karl Schmidt-Rottluff (1884-1976), entre otros. Debido a esto, a esta corriente también se le conoce como expresionismo alemán.

El término apareció por primera vez en 1911, en la revista Der Sturm (La tempestad). El periódico alemán fue el vehículo de comunicación más importante del movimiento. Otro grupo con grandes tendencias expresionistas fue Der Blaue Reiter (El caballero azul), formado en 1911 por Franz Marc (1880-1916) y Wassily Kandinsky (1866-1944). Estos artistas hacían frente a dos hechos relevantes: popularidad del impresionismo y el estado caótico del mundo antes de la Primera Guerra Mundial.

Edvard Münch es considerado el precursor del expresionismo, habiendo influido en esta corriente artística con obras impactantes y cargadas de emoción. Su obra más importante es El Grito (1893). Representa una de las pinturas más emblemáticas del movimiento expresionista. Sus cuadros contemporáneos que evocaban la angustia, muerte, enfermedad y miedo influyeron significativamente para que fuera el precursor del expresionismo a comienzos del siglo XX.

Otro artista esencial para el surgimiento de la tendencia fue el holandés Vincent Van Gogh, miembro del postimpresionismo. Fue un hombre que vivió el arte intensamente y transmitió sentimientos en sus obras de manera dramática y sin preocuparse tanto por los efectos técnicos de la iluminación en sus composiciones. Una de sus grandes obras es La noche estrellada (1889). Sus obras son reconocidas a nivel mundial.

El expresionismo fue establecido como un campo multidisciplinario e interdisciplinario, ya que entrelazó el conocimiento de varias áreas del mundo artístico. Este movimiento se caracterizó por cautivar a los grupos artísticos e intelectuales alemanes durante las dos primeras décadas del siglo XX. Surgió como reacción al positivismo del movimiento impresionista, que pretendía exponer obras con un carácter más técnico sobre las percepciones y estudios de luces y colores, sin dar importancia a la subjetividad y complejidad del hombre.

El expresionismo como su nombre lo indica, buscaba ser expresión de sentimientos y emociones con una visión trágica del ser humano, en gran parte por el contexto histórico de la Primera Guerra Mundial. De este modo, los artistas exageraron y distorsionaron temas en su proceso de catarsis, revelando, sobre todo, el lado pesimista de la vida. Buscaban plasmar su subjetividad de una manera totalmente distorsionada.

Esta escuela utilizó el arte como una forma de reflejar la angustia existencialista del individuo alienado, resultado de la sociedad moderna e industrializada. Las pinturas se distinguen por ser intensas y dejar una reflexión trascendental ante los críticos de arte y observadores de todas las clases sociales. Así, podemos destacar como características importantes de los cuadros contemporáneos de este movimiento:

  • Contraste e intensidad cromática.
  • Apreciación del universo psicológico, especialmente de sentimientos densos, como la angustia y la soledad.
  • Dinamismo y vigor.
  • Técnica de pintura abrupta y «violenta», con gruesas capas de pintura.
  • Valorización de temas trágicos y oscuros.

Estilo expresionista

Dado que el expresionismo entiende la deformidad del mundo real, encontró una forma subjetiva de representar la naturaleza y el ser humano. La propuesta del movimiento desprecia la perspectiva y la luz, porque lo más importante para estos artistas es cómo se siente el mundo. Los cuadros contemporáneos tienen características y reflexiones trascendentales que han marcado la historia y han quedado en la mente de las personas.

El tema de la miseria, la soledad y la locura es frecuente, ya que es un reflejo del espíritu de la época. Por otro lado, el expresionismo defendió la libertad individual a través de la subjetividad y el irracionalismo. Los temas tratados a veces se consideraban depravados y subversivos, y buscaban llevar al espectador a la introspección para que comprendiera la realidad, su realidad.

Expresionismo en Latino América

El expresionismo es una vanguardia que se presenta de manera ocasional en Latino América, debido a que, en una misma región, cada país estaba pasando su proceso histórico, social y económico. Existe un grupo importante de artistas contemporáneos latinoamericanos que participaron de manera nacional e internacional, dejando un aporte importante en el escenario artístico occidental y marcando la historia del arte.

Estos artistas se identificaron con otros colegas europeos y contribuyeron a la tendencia expresionista en gran manera por medio de diálogos e intercambios que, al hacerlo, enriquecieron y generaron un gran volumen de obras que comparten muchas de las modalidades europeas. Por otro lado, las características son propias en sus obras sobre las subjetividades y percepciones que tenían del mundo moderno.

El movimiento expresionista europeo tuvo una gran influencia en la cultura latinoamericana. Esta vanguardia no fue mencionada de manera directa en la región, alcanzó un grado de notoriedad no solo en término de manifestaciones artísticas, sino también en el peso cultural y el protagonismo de algunos de sus representantes más distinguidos. Aunque este movimiento no tuvo un predominio notorio, fue fundamental para inspirar a artistas de gran prestigio.

En la pintura, el expresionismo tuvo una gran importancia porque de acuerdo con diversos estudiosos del arte, las obras artísticas al período anterior a 1945, estuvieron equilibradas y matizadas con esta vanguardia. En la región, el expresionismo alimentó el realismo mágico, la nueva objetividad brasileña y las corrientes indigenistas. Además, fue el punto de partida para que los artistas lo acomodaran a sus realidades históricas, períodos, gamas, estilos y/o enfoques.

Expresionismo en México

El expresionismo surgió de manera original y distintiva en el arte contemporáneo mexicano. En el país Azteca se pudo ver reflejado en el muralismo la influencia de este movimiento vanguardista, cuyo movimiento tenía un origen indigenista. Sus máximos expositores y promotores eran artistas que tenían un vínculo estrecho con la política y con la revolución mexicana de 1910. Los artistas mundialmente conocidos como Diego Rivera, José Clemente Orozco y David Alfaro fueron sus máximos promotores.

Por otro lado, Frida Kahlo tuvo un estilo particular en donde diversas influencias como el surrealismo eran evidentes en sus obras con un sello personal. Mostrando en cada uno de sus cuadros y autorretratos sus angustias interiores. Una artista que impuso su tendencia propia y que ha sido ampliamente reconocida a nivel mundial por plasmar un arte distinto con gran pasión y talento.

Todos estos artistas tenían el propósito de educar a la población, usar el arte como método didacta para llegar a las masas analfabetas con los ideales revolucionarios para generar un despertar entre la población e impulsar el cambio social en pro de todas las clases sociales, especialmente, de las menos favorecidas. Igualmente, fueron interesándose por las nuevas innovaciones plásticas y, a través de todo su arte plasmaron sus críticas sociales y políticas.

La historia del arte a nivel internacional, latinoamericano y nacional está llena de historia, estilos y vanguardias que han marcado a la sociedad. Aura Galerías es una galería de alto nivel que expone y pone a la venta cuadros contemporáneos para generar en el espectador una experiencia que sobrepasa lo efímero ya sea en nuestra galería o en su hogar. Si desean visitarnos o adquirir su obra exclusiva, pueden llamarnos al (55) 5282 4833 y (55) 5282 5033.