Los artistas contemporáneos latinoamericanos mexicanos han trascendido en el arte

posted 2021 Feb by

Los artistas contemporáneos latinoamericanos han tenido un papel esencial en el arte mexicano. El arte mexicano debe examinarse en un contexto más amplio del arte latinoamericano. No se trata solo del mismo idioma, tradiciones o religión que comparten casi todos los países de América Latina, sino por sus influencias y tendencias artísticas similares. Podríamos decir libremente que México tiene la escena artística más reconocida de todos los demás países latinoamericanos.

México tiene una gran influencia artística y ha sido referente en la región. Hay varias razones para ello, la más significativa son los nombres importantes del arte contemporáneo provenientes de México (solo mencionemos a Frida Kahlo o Diego Rivera). A pesar de estar bajo una fuerte influencia de los principales movimientos europeos, los mexicanos crearon estilos únicos y reconocibles, como el muralismo mexicano o el movimiento de ruptura.

Finalmente, el arte mexicano siguió siendo de estilo fuertemente europeo, pero los temas indígenas aparecieron en obras importantes mientras el México liberal buscaba distinguirse de su pasado colonial español. El arte contemporáneo Mexicano tuvo una gran influencia de los diferentes movimientos artísticos europeos, pero fue adaptándolos a los contextos sociales, históricos y políticos que se vivieron a lo largo del siglo XX para romper con lo tradicional y todo aquello que generaba desigualdad.

El verdadero arte mexicano y los artistas

Dado que siempre ha habido una fuerte influencia de sus antiguos colonizadores, México tiene una larga historia de estilos que fueron creados bajo la influencia de los principales movimientos europeos y estadounidenses. Por eso, no debería sorprendernos ver algunos grandes nombres del arte mexicano cuyas obras pertenecen al Neoexpresionismo, Arte Pop, etc. Sin embargo, a partir de la década de 1930, muchos artistas mexicanos comenzaron a utilizar un estilo «más tradicional» en su arte.

El término «tradicional» no debe entenderse aquí como algo conservador; en el caso de los países y contextos poscoloniales, el uso de estilos y técnicas «más tradicionales» es en realidad bastante progresivo e innovador, porque incluye la introducción de técnicas artísticas nunca vistas. Los artistas contemporáneos latinoamericanos no olvidaron completamente el arte colonial, por el contrario, lo reinterpretaron siendo influenciados por los movimientos europeos.

En el caso de México, solemos hablar de la enorme herencia de las culturas y artes aztecas y mayas. Esta influencia «nativa» se puede identificar en casi todos los principales movimientos artísticos mexicanos de los siglos XX y XXI, incluido también el arte urbano y callejero. Los artistas mexicanos del siglo XX y del actual, siempre han estado orgullosos del arte y la importante trayectoria que este ha tenido a lo largo del tiempo.

Frida Kahlo, Diego Rivera y los artistas revolucionarios mexicanos

Uno de los nombres más famosos del arte mexicano del siglo XX son Frida Kahlo y Diego Rivera. No solo son famosos por su vida vibrante y bohemia; sino por ser miembros de uno de los movimientos de arte contemporáneo mexicano más importantes: el muralismo mexicano. Diego Rivera aparece en diferentes galerías y libros de historia artística como uno de los pioneros e impulsores del muralismo mexicano.

El muralismo mexicano se distinguió por ser la pintura mural a partir de la década de 1920, generalmente se pintaban mensajes sociales y políticos como parte de los esfuerzos de los artistas por unir el país bajo el gobierno siguiente a la Revolución Mexicana. Estuvo impulsada por los artistas y pintores de «los tres grandes», Diego Rivera, José Clemente Orozco y David Alfaro Siqueiros. Estos artistas contemporáneos latinoamericanos educaban a las clases más bajas y sin educación con las exhibiciones de grandes murales.

En ese entonces, una gran parte de la población, especialmente la obrera, indígenas y campesinos no tenían la educación suficiente. Muchos eran analfabetos y no podían acceder al conocimiento de su propia historia. Esto impulsó a estos artistas a educarlos por medio del muralismo, instruirlos por medio del arte para que conocieran la historia del país y fueran partícipes de los cambios sociales que promovían.

Desde la década de 1920 hasta aproximadamente la de 1970 se creó una gran cantidad de murales con mensajes nacionalistas, sociales y políticos en edificios públicos, iniciando una tradición que continúa hasta el día de hoy en México y ha tenido impacto en otras partes de América, incluido Estados Unidos. Por supuesto, estos maestros también utilizaron otros estilos y técnicas (particularmente Frida Kahlo), pero definitivamente dejaron un legado significativo en el arte mexicano contemporáneo.

El movimiento de ruptura y el neo mexicanismo

Dos movimientos muy importantes que marcaron el arte contemporáneo en México son El Movimiento de la Ruptura y el neomexicanismo. El Movimiento de la Ruptura se inició en las décadas de 1950 y 1960 con pintores como José Luis Cuevas., Gilberto Navarro, Rafael Coronel, Alfredo Casaneda y el escultor Juan Soriano. Rechazaron el realismo social y el nacionalismo e incorporaron el surrealismo, las paradojas visuales y elementos de los estilos de pintura del Viejo Mundo.

Esta ruptura representó que los artistas mexicanos posteriores, generalmente no fueron influenciados por el muralismo o por el arte popular mexicano. Por otro lado, el neo mexicanismo que apareció a mediados de la década de 1980 se caracterizó por medios como el collage y, a menudo, parodió y alegorizó íconos culturales, medios de comunicación, religión y otros aspectos de la cultura mexicana.

Esta generación de artistas tenía un gran interés en los valores tradicionales mexicanos y exploraba sus raíces, a menudo cuestionándolos o revolucionándolos. A lo largo de la historia mexicana, cada artista ha marcado su propio estilo con el propósito de crear su propio arte, tomando una vía creativa y no copiando a los demás. Esto ha propiciado que el arte mexicano sea tan diverso en la región y de referencia ante otros países y el mundo entero.

Arte urbano mexicano

El arte urbano y callejero mexicano ha estado bajo gran influencia del movimiento muralista mexicano y del arte popular mexicano. Por supuesto, los artistas contemporáneos latinoamericanos callejeros y urbanos mexicanos no solo están influenciados por estos estilos, sino que es algo que hace que el arte urbano mexicano sea bastante único. El color, reflexiones y críticas sociales han sido tan solo algunas de las características más relevantes.

Algunos de los artistas callejeros y urbanos mexicanos más reconocidos en la actualidad son: Chema Skandal, Farid Rueda, Pablo Delgado, Curiot y muchos más. Pero, cuando hablamos de arte urbano y callejero mexicano, es importante mencionar que dentro de este movimiento podemos ver reflejos de las tendencias artísticas mexicanas más importantes de los últimos 100 años, una tendencia a la emancipación y liberación del europeo dominante («en el papel de colonizador») de los movimientos artísticos.

Cuando escuchas el término «arte mexicano», los primeros artistas que te vienen a la mente son probablemente Frida Kahlo o Diego Rivera. Pero el arte de mexicano es realmente rico, incluidas las prácticas de arte contemporáneo también. Por lo tanto, recomendamos explorar todos los artistas mexicanos, sus obras, el trasfondo social y político y la relación de los pintores modernos con la tradición histórica europea y mexicana.

Los artistas contemporáneos latinoamericanos mexicanos han tenido una gran influencia en el arte mexicano y latinoamericano. Sus diferentes exponentes han enriquecido el arte mexicano y la cultura de nuestro maravilloso país. En Aura Galerías podrán conocer tanto de manera presencial como virtual a cada uno de estos artistas y sus obras más maravillosas. Sí desean más información, nos pueden llamar al (55) 5282 4833 y (55) 5282 5033.